Marqués de Paradas

Memoria: Esta calle toma su nombre en memoria de D. Gaspar de Atienza y Ramírez-Tello de Valladares (Ronda, 18 de abril de 1858 – Biarritz (Francia) 21 de septiembre de 1905), noveno Marqués de Paradas, que fue Alcalde de Sevilla entre los años 1897-1898, que promovió el ensanche de la calle O´Donnell y la comunicación entre el barrio de Santa Cruz y el paseo de Catalina de Ribera. Actuó eficazmente en la construcción de la estación de tren de plaza de Armas.

Fue Licenciado en Derecho, Diputado a Cortes, Caballero Maestrante de la Real Maestranza de Sevilla desde 1892 y Caballero Maestrante de la Real de Ronda desde 1878

Era descendiente de los caballeros Tello que acompañaron al Rey San Fernando en la conquista de Sevilla en el año 1248. Se casó el 16 de mayo de 1885 con Doña María de la Concepción Garvey y Capdepón y no tuvo descendientes. Le sucedió en el título su hermano Rafael de Atienza.

El Marquesado de Paradas es un título nobiliario español creado por el rey Carlos II por decreto de 25 de septiembre de 1675. Su nombre hace referencia al actual Municipio andaluz de Paradas, en la provincia de Sevilla, cuyo Señorío de los Marqueses de Paradas se perdió en 1830, convirtiéndose en Ayuntamiento Constitucional.

El Marquesado de Paradas fue rehabilitado por el rey Alfonso XIII, en 1897, a favor de Gaspar de Atienza y Ramírez-Tello de Valladares.

Esta calle transcurre desde la calle Reyes Católicos hasta el final de la calle Alfonso XII con la calle San Laureano.


Historia: En el año 1866 se le llamo calle Rábida. En el año 1901 se le llamo Marqués de Paradas. En el año 1931 se llamó calle Pablo Iglesias. En el año 1936 volvió a llamarse calle Marqués de Paradas, cuyo nombre continúa en la actualidad.

A principios del siglo pasado el tramo cercano a la calle torneo era conocido como el Barrio de las Gallegas. En este punto se encontraba un pozo a cuyas aguas se les reconocía propiedades medicinales y era conocida como El Agua del Polvero.


La foto adjunta data de 1910 y por sus calle transitan carros tirados por animales ya que todavía no circulaban los tranvías.

En el Nº 35 de esta calle se encontraba el Instituto de Higiene del Doctor Murga. Este era un impresionante edificio de estilo neoclásico inspirado en el Museo Británico obra del arquitecto Francisco Franco Pineda. Fue un laboratorio construido por la iniciativa privada del doctor Leopoldo Murga Machado, fundador del Instituto de Higiene, entre los años 1905 y 1907.

La nave central estaba dedicada a trabajos de laboratorio, bacteriología y gabinete de consultas. En el pabellón de la izquierda estaba instalado el centro de electroterapia, y en el pabellón de la derecha, la sección de hidroterapia. Disponía de catorce cuartos de baño, dos de ellos de lujo. El precio de un baño corriente, incluida la pastilla de jabón era de una peseta. Algunos domingos los servicios prestados superaron los 200.

El jardín del edificio estaba flanqueado por grupos escultóricos haciendo referencia a alegorías de la higiene y los baños . Estas esculturas, realizadas en piedra, fueron obra de Adolfo López Rodríguez, escultor sevillano de comienzos del XX.

Desde su cierre en 1938 estuvo completamente abandonado, hasta que se ordenó su derribo en el año 1958, sin plantearse siquiera su restauración para adaptarlo a otros usos. Ni tan siquiera se conservaron las magníficas esculturas de su jardín, que fueron tristemente destruidas en el derribo.


Desgraciadamente hoy no queda nada de él. Se encontraba en uno de los lugares más frecuentados de Sevilla, exactamente donde hoy está el ambulatorio de la Seguridad Social de Marqués de Paradas.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Hoteles a buen precio

Turismo de Andalucía

Metro de Sevilla

Feria de Abril

Seguidores de este blog

Semana Santa de Sevilla

Mapa de Sevilla - Callejero

  ©Template by Dicas Blogger.