Avenida de la Constitución


Memoria: Toma su nombre en memoria de la Constitución Española de 1978. Esta avenida está comprendida entre la Plaza de San Francisco y la Puerta de Jerez. Se ha formado como resultado de la unificación de una serie de calles que tuvieron denominaciones diversas a lo largo de los siglos.
Los cinco tramos que se unificarían con el paso del tiempo eran; Génova (Entre Plaza de San Francisco y Alemanes), Gradas (Tramo que abarca la fachada de la Catedral), Lonja (Tramo que abarca la fachada del Archivo de Índias), Plaza de Santo Tomás y Reina Mercedes.
Al advenimiento de la 2ª República en 1931, todos los topónimos fueron suprimidos y unificada bajo la denominación de Avenida de la Libertad. Durante la época franquista se llamó Avenida José Antonio Primo de Rivera. Finalmente, con la llegada de la democracia, en 1980, se le da el topónimo actual, Avenida de la Constitución.


Historia: Desde la conquista castellana en el s.XIII y probablemente antes, ha sido una calle de gran importancia económica.
Destaca la colonia mercantil de los genoveses, que recibe de Fernando III además de exenciones fiscales una lonja y una calle a la que le dan el nombre de Génova. En el siglo XIV se suman a estos comerciantes los plateros y cambiadores. A finales del s.XV hacen su aparición los primeros representantes de una actividad que también estará ligada a la historia de la calle: los impresores y encuadernadores de libros. Ya en el XVI , sastres, calceteros y tundidores se suman a este conjunto de artesanos y comerciantes.
Esta importancia económica ha quedado identificada por siglos con otro topónimo: Gradas. En los andenes de la Catedral desde época medieval, pero sobre todo en los siglos XVI y XVII, se apiñaba diariamente una gran cantidad de gente, que iba a comprar y vender; a ver y a departir, tenderos y tenderas instalaban sus tenderetes encima de las gradas o a ras de la calle.
En los soportales de las casas de Génova y de Gradas, en gran parte propiedad de la Catedral, escribanos y escribientes, cambiadores y banqueros, atendían a clientes de muy diverso origen y condición. De esta manera así describe Morgado en Historia de Sevilla esta estampa; “Acerca de lo cual se puede notar por grandeza de Sevilla, la continua, perpetua y grande abundancia de prendas de gran valor que allí se rematan, assí de oro y plata labrada como de grandes possessiones, ropas costosísimas, tapicerías riquíssimas y muchíssimos esclavos, con toda suerte de armas y quantas riquezas puedan imaginarse”.
Génova y Gradas ha constituido desde la Edad Media el espacio central en las relaciones sociales de la ciudad. Este carácter le vino dado fundamentalmente por su actividad económica, por ser vías que unían las sedes de las instituciones básicas en la vida de los ciudadanos: La Catedral, con su cabildo eclesiástico, centro espiritual; el Ayuntamiento, sede del gobierno de la ciudad; y la lonja, donde se desarrollaba la vida comercial.


Edificios:

  • Compañía de Seguros la Adriática, construidas por el arquitecto maestro de la Esposición Iberoamericana del año 1929 José Espiau.
  • Banco de España, al comienzo de la avenida y esquina con la Plaza de San Francisco, de estilo clasicista, construido entre 1925 y 1928 por el arquitecto Antonio Illanes.
  • Banco Central, al lado del Banco de España.
  • Correos y telégrafos, de estilo neobarroco, y construido en el año 1930.
  • Otra gran belleza admirar es la casa con balcón situado en la esquina con la plaza de San Francisco, en la planta baja se encuentra situada la confitería Filella.
  • Catedral. Sin lugar a duda el monumento más importante religioso es la Catedral de Santa María de la Sede, construida a principios del siglo XV, sobre el solar de una antigua mezquita árabe, de los restos que se conservan de la antigua mezquita, es el Patio de los Naranjos y el alminar o Giralda. La Catedral es la más grande de España y la tercera del mundo cristiano, después de Roma y Londres.
  • Archivo de Indias. O antigua Lonja o Casa de la Contratación, construido en el siglo XVI sobre el solar de la Herrería Real y parte de la primitiva Ca sa de la Moneda. Las obras fueron dirigidas por el arquitecto Juan de Herrera, el mismo que dirigió las obras del Monasterio del Escorial. La conversión en Archivo de Indias de este edificio se produjo en 1785 bajo las trazas de Lucas Cintora.Su interior alberga un hermoso patio central, en la planta alta está situada la biblioteca, donde se guardan importantes documentos relacionados con el Descubrimiento de América.

1 comentarios:

GÉNOVA Café-Bar Sevilla 2 de abril de 2013, 16:17  

Antes y después. Imágenes de un mismo lugar tras el paso del tiempo: http://goo.gl/0k5V1. Saludos.

Publicar un comentario

Hoteles a buen precio

Turismo de Andalucía

Metro de Sevilla

Feria de Abril

Seguidores de este blog

Semana Santa de Sevilla

Mapa de Sevilla - Callejero

  ©Template by Dicas Blogger.