Mateos Gago

Memoria: El nombre de esta calle data de 1893 en memoria del catedrático sevillano, teólogo, sacerdote, profesor y decano de la antigua Facultad de Teología de la Universidad de Sevilla Don Francisco Mateos Gago Fernández (1827-1890), que nació en Grazalema (Cádiz) y vivió en esta zona de Sevilla.

Otros de sus méritos son la fundación de la Academia Sevillana de Estudios Arqueológicos y el ocupar el cargo de canónigo de la Catedral de Sevilla.

Sus restos mortales descansan en el Panteón de Sevillanos Ilustres, en la Iglesia de la Anunciación.

Historia: La calle Mateos Gago mide unos 260 metros y se puede considerar como la entrada principal al Barrio de Santa Cruz de Sevilla. Comienza en la Plaza Virgen de los Reyes, junto a la Giralda, y termina en la calle Fabiola (antiguamente calle Cruces).

En la Edad Media hubo aquí unos baños árabes, de los que se conserva una bóveda encajada en un establecimiento de hostelería cerca del inicio de la calle.

Durante la Edad Media, la calle se llamó Entalladores en el tramo que va desde la plaza Virgen de los Reyes hasta la calle Mesón del Moro, debido a los obreros que allí vivían, y trabajaban en la construcción de la Catedral, el tramo desde el Mesón del Moro hasta la calle Fabiola se llamó Borceguineros, debido a que en ella se concentraba el gremio de los borceguíes que era un antiguo calzado que llegaba a la altura del tobillo y estaba abierto por delante y que se ajustaba por medios de correas o cordones.

La calle era a principios del siglo XX una vía tortuosa y estrecha hasta el punto de impedir el tránsito rodado y el paso de cofradías por la misma. La Hermandad de Santa Cruz reclamó un arreglo de la calle, puesto que sus pasos no cabían por ella y le obligaba a dar un considerable rodeo hasta la carrera oficial. Finalmente, y dentro de las operaciones preparatorias de la Exposición Iberoamericana de 1929, se emprendió el derribo de numerosas casas para alinear las fachadas y ensanchar la calle hasta su tamaño actual, obras que terminaron en 1923.

Esta calle, con sus tiendas de souvenirs, bares y restaurantes, que constituyen un importante atractivo turístico, y desde ella se puede contemplar una de las mejores vistas de la Giralda.


En su trazado podemos encontrar obras tan singulares como:

Casas para Dolores Martínez
Las casas para Dolores Martínez son dos edificios contiguos que se construyen a principios del siglo XX, cuando se realiza el ensanche de esta calle. Ocupan los números 24 y 26, haciendo esquina con el Pasaje de Vila y la calle Mesón del Moro, respectivamente.

Proyectadas por el arquitecto sevillano Aníbal González para vivienda plurifamiliar, tanto el proyecto como la ejecución de las obras se fechan en el año 1918. Su puesta en obra se realiza toda ella en ladrillo visto, de excelente trabado y ejecución, y con elementos decorativos en sus fachadas que las dotan de un especial interés.

Destaca por su especial vistosidad la casa número 26, situada en la esquina con la calle Mesón del Moro, con amplios tramos de fachada ciega que recuerdan a la renacentista Casa de las Conchas de Salamanca.

Iglesia de Santa Cruz
La actual iglesia de Santa cruz sustituye a otra anterior que se encontraba ubicada en el solar que actualmente ocupa la Plaza de Santa Cruz, derribada a principios del siglo XIX, en tiempos de la dominación francesa.

Las obras de este templo, una pequeña iglesia de tipo basilical de tres naves, que inscribe su planta en un rectángulo, se llevan a cabo entre los años 1665 y 1728; si bien su fachada, tal como hoy se puede ver, es obra posterior, de 1929, que responde a un proyecto del arquitecto Juan Talavera.

En esta iglesia, en el año 1904, se instituye la "Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de las Misericordias y Nuestra Señora de los Dolores", conocida popularmente como la Hermandad de Santa Cruz.

Mesón del Moro.
Llamado así por haber sido un mesón, que por privilegio de los Reyes Católicos se creó para albergar a los de esa raza y religión, siendo en la actualidad un restaurante italiano.

Casa Nº 21:
Situada enfrente de la Iglesia de Santa Cruz, en el nº 21, nació D. Santiago Montoto, ilustre historiador y autor de numerosos libros, en la fachada existe una placa en honor de su padre D. Luis Montoto, poeta y cronista de la ciudad.

1 comentarios:

Ruben M. M. 11 de febrero de 2011, 12:45  

Un gran blog. Me quedo y volveré para aprender más de nuestra ciudad.

Saludos,

Rubén.

Publicar un comentario

Hoteles a buen precio

Turismo de Andalucía

Metro de Sevilla

Feria de Abril

Seguidores de este blog

Semana Santa de Sevilla

Mapa de Sevilla - Callejero

  ©Template by Dicas Blogger.